Exposoma, ¿qué factores influyen en el envejecimiento de la piel?

‘La piel tiene memoria’.

Puede que os suene a frase de madre pero, como todo lo que ellas dicen, es completamente cierta.

La piel, además de tener memoria, es un reflejo de nuestro estilo de vida. Nuestra piel habla de nuestros hábitos, nuestra alimentación, las horas de sueño diarias y, evidentemente, de nuestro estilo de vida.

Si os hablamos de exposoma puede que no sepáis exactamente a qué nos referimos ya que es un término de reciente introducción acuñado en 2005 por el epidemiólogo molecular el Dr. Christopher P. Wild.

Desde Farmacia 25 os lo explicamos.

El exposoma no es más que la suma acumulativa de todos los factores externos e internos y cómo nuestro organismo reacciona ante ellos desde la concepción hasta la muerte.

Cada exposoma es individual y va cambiando a lo largo de nuestra vida. En el caso del exposoma de la piel, serían todos los factores que impactan en el estado y/o apariencia de la misma. En el caso del envejecimiento, se han definido 7 factores: radiación UV, la contaminación, el clima, el estrés, la nutrición, el tabaco y la falta de sueño.

  1. Radiación UV: considerada la principal culpable del envejecimiento de la piel por su capacidad directa de daño sobre la piel, incrementa los radicales libres, genera la activación de enzimas y también los procesos que inducen al fotoenvejecimiento: arrugas, elastosis y manchas.
  • La contaminación: puede que muchos piensen que la contaminación sólo les afecta a la hora de entrar o no en el centro de las ciudades en coche. PERO NO. Las partículas contaminantes y los gases procedentes de la combustión impactan en nuestra piel y aceleran su envejecimiento. La piel se vuelve más vulnerable y la capacidad de retener el agua se reduce aumentando la deshidratación.
  • El clima: la temperatura y la humedad afectan a nuestra piel. Sobre todo las altas temperaturas ya que inducen a un aumento de ciertas proteasas que son enzimas que degradan estructuras en la piel. Causando el envejecimiento.
  • El estrés: nuestro ritmo de vida y la sensación de estrés afecta a la integridad de la piel de forma directa. Además, el estrés crónico puede afectar al sistema inmune, incrementar la producción de radicales libres y generar daños en el ADN.
  • La nutrición: la alimentación que seguimos es clave para el equilibrio y funcionalidad de nuestra piel. Está comprobado que las personas con dietas ricas en antioxidantes muestras menos signos de envejecimiento. Sin embargo, las que mantienen una dieta pobre en estos nutrientes o abusan del alcohol sufrirán con mayor severidad los signos de la edad.
  • El tabaco: además de los más que evidentes peligros para la salud, el tabaco provoca un aumento en el número de arrugas, una mayor propensión a las manchas, mayor laxitud de la piel y una peor cicatrización.
  • Falta de sueño: las horas de sueño de calidad son importantes tanto para nuestro humor como para nuestra piel. La falta de sueño se asocia a un mayor riesgo de patologías crónicas, exacerbación de los signos de fatiga, arrugas más marcadas y de tono irregular.

El laboratorio Vichy, bajo el lema #salvemosnuestrapiel, se ha convertido en pionero sobre la investigación del exposoma. Además, con el objetivo de promover el cuidado de nuestra piel, hasta el mes de marzo aplicaremos un 50% en la segunda unidad de tratamiento facial. Venid a visitarnos y descubriremos cuál es el tratamiento adecuado para ti y para tu piel.